Saltear al contenido principal

En Puente Genil, donde el sol se hace dulce en su fruto más emblemático, el membrillo, y la luz arte, la fiesta y la pasión que ponemos en ella es parte importante de nuestra identidad.

Tradiciones y Fiestas

Puente Genil celebra una amplia variedad de fiestas y festejos populares que completan el sentido lúdico festivo que de la vida tiene la población pontana. Nuestra localidad se fue formando a lo largo del siglo XVI con un aluvión de gentes venidas desde distintos tierras, atraídas por la ventajas  que suponía la situación geográfica de la misma, en el centro de Andalucía; y ser zona de paso para el comercio. Además la cercanía del río Genil y las fértiles tierras que lo rodean suponían un atractivo importante para los primeros pontanenses. Este devenir constante a lo largo de los siglos se mantuvo y aquí se establecieron gentes de muy diversas procedencias que configuraron un carácter y un modo de ser muy distinto a los pueblos que nos rodean. El pontanés es generoso, hospitalario, comunicativo, le gusta disfrutar de la compañía de sus paisanos y, claro está, por su forma de ser le gustan la calle y las fiestas. De no haber sido así no habrían tenido cabida los cuarteles de la Semana Santa, donde la participación es tan importante, que han sido el germen del tejido asociativo y participativo que tiene nuestra ciudad.

La primera fiesta que celebra Puente Genil  al comenzar el año es la Cabalgata de Reyes Magos, que cuenta con cuarenta años de existencia, un referente para toda la comarca que ese día especialmente llena las calles de Puente Genil de niños y mayores. Alrededor de 25 carrozas todas artísticamente decoradas, destacando entre ellas las de los Reyes Magos y sobre todo la del Rey Baltasar con un espectacular elefante que cierra el Desfile.

El Carnaval, recuperado con la Democracia, alterna  años de esplendor con otros menos lucidos, dependiendo de los participantes al Concurso. Muy espectacular y brillante son los desfiles del Domingo de Carnaval y de Piñata que tienen por escenario la Matallana y para los bailes el patio del I.E.S. Manuel Reina.

El Jueves Lardero da paso a la época más importante del año para nuestra ciudad. Durante la Cuaresma hay que destacar los Sábados de Romanos, con las subidas del Imperio Romano y los Ataos seguidos del resto de las Corporaciones a la Parroquia de Jesús Nazareno, en la Plaza del Calvario. Todos los que nos visiten durante esos días podrán disfrutar de una “uvita” y una saeta cuartelera, cantada normalmente entre dos cantores, y los misereres en honor del Terrible.

La Semana Santa es la fiesta por antonomasia en Puente Genil, su mayor celebración, única e irrepetible, que sigue a una  intensa cuaresma plagada de celebraciones religiosas de culto  a los Titulares de las Cofradías y actividades culturales. Declarada de Interés Turístico Nacional desde el año 1979, tiene una antigüedad de varios siglos. Su toque original y distintivo lo ponen las más de sesenta Corporaciones Bíblicas que representan personajes del Antiguo y Nuevo Testamento que en torno a los quinientos figurantes llenan las calles de la ciudad compartiendo protagonismo con los artísticos tronos e imágenes de las Cofradías.

El 25 de abril, todo el pueblo se traslada al campo, es la festividad de San Marcos, santo evangelista que es llevado hasta el Parque Príncipe de Asturias (Garrotalillo) donde se celebra la tradicional Romería en su honor. Una jornada campestre donde se degustan los típicos platos del día: la ensalada de San Marcos, el salmorejo, y el perol.

Para los pequeños, como vivero de aprendizaje en las tradiciones más queridas de Puente Genil, se celebra la Semana Santa Chiquita  entre los últimos días de abril y primeros de mayo, teniendo como eje el Día de la Cruz (3 de mayo – Viernes Santo Chiquito). Esta celebración  es una réplica para los menores de la Semana Santa,  por ello, esta fiesta se considera  la semilla de la tradición. Los niños disfrutan esos días repitiendo  lo que han visto hacer a sus mayores con seriedad   y formalidad, vistiendo las figuras o llevando los pasos.

El mes de mayo, es  un mes festivo. El segundo domingo de mayo tiene lugar la celebración de la fiesta de la Virgen de los Desamparados con procesión por todo el barrio de la Matallana y fuegos artificiales cuando la Virgen llega  a la plaza del Romeral.

El siguiente fin de semana, siempre el tercero del mes, tiene lugar en Puente Genil la celebración de las Cruces de Mayo. Esta fiesta comenzó en el año 1990, pero ha calado en la población de tal manera que no bajan de una veintena de cruces, las montadas por distintos colectivos vecinales, advocaciones y cofradías y corporaciones  de la Semana Santa en distintos lugares de la ciudad. La mayor parte de ellas se instalan en el casco histórico, lo que permite disfrutar de una interesante y animada ruta.

Puente Genil cuenta con dos celebraciones del Corpus Christi, motivado ello por la antigua división en dos pueblos, y por tanto, dos parroquias, antes de la unión en 1834.  El primero tiene lugar en el antiguo Pontón, con función y procesión solemne el día del Corpus, mientras que el segundo tiene lugar en el barrio de Miragenil, donde, además de los actos religiosos con procesión incluida,  se organiza una popular verbena en fecha variable en función de la festividad del  Corpus Christi, siempre es al domingo siguiente. Esta celebración es muy antigua, data desde los tiempos en que el barrio era Villa independiente. Esta fiesta se conoce como Domingo del Santísimo y todo el barrio se engalana con vistosas banderitas que  colocan los vecinos.

Son muchas y variadas las verbenas y fiestas populares que se celebran en barrios  y aldeas.

La primera en hacerlo es la aldea de Los Arenales en la última semana de Mayo, y en honor a Mª Auxiliadora de las Arenas.  Ya en la primera semana de junio en la Plaza de Ricardo Molina tiene lugar su interesante verbena vecinal.

Cordobilla festeja a su patrón, San Isidro Labrador, el tercer domingo de junio mientras que el fin de semana inmediato al 24 de Junio festividad de San Juan Bautista, celebra su tradicional verbena en el Barrio de la Isla, coincide a veces con la que la aldea de la Ribera Baja, celebra en honor de su  Patrón, también San Juan y ambas con procesión de su santo titular.

El día de San Pedro es festejado con su tradicional verbena en la aldea de Sotogordo durante el último fin de semana del mes de junio.

El denominado Barrio de la Estación, en torno a su parroquia celebra en torno al 16 de julio la Verbena del Carmen. También a mediados de julio la Aldea de Puerto Alegre celebra la Verbena en honor a San Joaquín

La aldea del Palomar tiene por Patrona a Santa Ana, en torno al 26 de Julio celebra sus fiestas patronales, si bien en septiembre organiza también al Verbena del Rosario.

La Mina tiene sus fiestas patronales en honor a la Virgen de los Desamparados en el último fin de semana de Julio.

Durante el mes de agosto y  después de la antesala festiva de las aldeas  sólo tiene lugar en Puente Genil la Feria Real durante los días del 15 al 19. Nuestra Feria Real data del año 1834 y nos fue concedida por la entonces reina regente María Cristina, lo que la convierte en una de las ferias más antiguas de nuestra Comunidad Autónoma.

El 14 de Agosto  tiene lugar el magno Festival de Cante Grande “Fosforito” que tiene una antigüedad de más de cuatro décadas. Por este Festival han  pasado los más grandes cantaores, guitarristas y bailaores del arte flamenco, con un  gran plantel de artistas, que lo convierten  en un referente dentro del Cante Grande a nivel nacional. No en vano está declarado de interés turístico.

Comienza Diciembre con la Novena a Ntra. Sra. de la Concepción, Patrona de la Villa de Puente Genil desde el año 1650, la Función  solemne tiene lugar el día 8, festividad de la misma con asistencia de las Autoridades y procesión por la tarde. Para este día comienza ya a brillar la luz en Puente Genil, ciudad donde la luz se hace arte, y se inaugura parte del alumbrado navideño por las calles  que recorre la procesión.

La Navidad es una de las grandes fiestas de Puente Genil. Miles de puntos de  luz, complicados y artísticos montajes, comercios bellamente decorados hacen de Puente Genil un lugar para las compras y pasear. Concursos de Villancicos y  Belenes, estos últimos expuestos al público por colectivos y particulares y que son muy visitados, el trenecito turístico que hace las delicias de niños y mayores y multitud de actividades  que completan la oferta festiva  del mes de diciembre.

Volver arriba
×Close search
Buscar